Diferentes direcciones de la escultura (1986)

Por Albino Dieguez Videla. La Prensa, Semanario de Artes Visuales. 25 de Mayo de 1986.

"Las formas concebidas por Jorge Michel son nítidas, luminosas a través de su contundencia, ha llegado a ellas evidentemente luego de desbrozar los materiales y de buscarles su raíz más profunda"

En las Salas Nacionales de Exposición, se ha reunido finalmente un conjunto grande y representativo de obras del escultor Jorge Michel. Hasta ahora esto había sido imposible por el tamaño de las piezas, imposibles de ubicar en un ámbito convencional, y nos habíamos conformado con conocer su producción a cuentagotas, casi de a una escultura. Ahora. esta experiencia, que debe agradecerse a la Secretaría de Cultura, nos permite valorar no mejor, pero sí en profundidad comparativa la labor de Michel, ardua y silenciosa como pocas de nuestro medio.


Jorge Michel es un enamorado de la materia, cualquiera sea, y saca del misterio de su sustancia el mayor rendimiento plástico. La madera, los mármoles. el aluminio, el acero, el bronce y el hierro conservan su identidad aunque se unan entre sí.


La individualidad imaginativa de Jorge Michel se impone rotundamente en una de las muestras más interesantes en lo que va de la temporada

Cada escultura tiene una presencia individual -son de diferentes épocas-. solitaria y magnífica en su grandeza, a pesar de que el lugar donde están expuestas sea inhóspito y atente en contra de su monumentalidad. Las formas concebidas por Jorge Michel son nítidas, luminosas a través de su contundencia, ha llegado a ellas evidentemente luego de desbrozar los materiales y de buscarles su raíz más profunda. En el caso de sus "bochas" de aluminio llega a ennoblecer este metal "difícil" y poco -y muchas veces mal- adaptado a la escultura.


La única unidad generalizadora de los trabajos de Jorge Michel es su originalidad totémica, entrañablemente unida a la realidad de la tierra. De ella parecen surgidos los minerales y los metales, que se han elevado en el aire con una nitidez conmovedora. Si algunas semejanzas pueden encontrarse -por ejemplo, en los travertinos que remiten a los grandes "encadenamientos" de granito de Andrea Cascella-, la individualidad imaginativa de Jorge Michel se impone rotundamente en una de las muestras más interesantes en lo que va de la temporada.


Por Albino Dieguez Videla.

* Extracto del artículo Diferentes direcciones de la escultura: Michel, Pacenza, Gaimari, Orensanz y Rubli. Las muestras de Alejandro Puente y Cristina Santander, entre otras.


Diferentes direcciones de la escultura: Michel, Pacenza, Gaimari, Orensanz y Rubli. Las muestras de Alejandro Puente y Cristina Santander, entre otras.

42 vistas