JORGE MICHEL

Reseñas y críticas

Las formas sinuosas y evocadoras de Michel están arraigadas en el surrealismo biomórfico. Aunque a menudo se crearon a partir de un solo bloque de piedra o una losa de madera, a través de su atención detallada y prolongada, al final parecían ser milagrosas, formas monumentales formadas por el viento o las olas. Modernos y arcaicos al mismo tiempo, los verticilos redondeados y los nudos sobresalientes guardan relación con aspectos de la escultura del siglo XX, incluidas las obras de Henry Moore, Barbara Hepworth y Jean Arp.

 

– Deborah Cullen
The Bronx Museum of the Arts

 

Michel trabaja en un estilo que podría ser catalogado como Surrealista Internacional de los años 50. Talla piedra y madera con un amor descarado e irónico por los materiales y por la artesanía. Tiene un fuerte sentimiento por el mito y por la forma orgánica. La madera de color marrón rojizo es seductora y el entorno arquitectónico-escultórico se sentiría como en casa en un cuento de hadas.

– Michael Brenson

The New York Times

 

¿Una obra de artes aplicadas o un objeto artístico? Éstos son los frágiles límites donde se tambalean los muebles de Jorge Michel. Como banco es tan perfecto que impone respeto; si alguien se sienta en él lo hace con reverencia. Como obra es cálida e invita al espectador a tocarla y a acariciarla. El material utilizado también es ambiguo, orgánico: madera de un árbol que alguna vez plantó sus raíces en la tierra y que estiró sus ramas al cielo; pero ahora es como una piedra rígida, con las entradas y salidas de una gruta encantada. En cada curva evoca los accidentes que el viento inmemorial perfora en el acantilado.

(...)

El artista le agrega un plus a su "escultura": es utilitaria, la bautiza "banco" e invita al espectador a sentarse sobre él. Entonces nos fuerza a tomar dos caminos: a crear un nuevo encasillamiento para ubicar este tipo de obras, o sencillamente a aceptar el ensanchamiento de las fronteras de la escultura.  

 

– Julio Sánchez

del Catálogo Colección Costantini (2001)


 

Las esculturas de Michel parecen “imitar” a objetos preexistentes. Tratando de aproximarse a su esencia. Sin embargo, el artista no busca simplemente copiar o reproducir los objetos sino crearlos.

 

– Fermin Fèvre

del libro Colección Chase Manhattan


 
 

Michel_Obras_Web - 1 (8).jpg